Blog
sobre-peso-obesidad-infantil

Mega porciones: Ya no hay diferencia entre las porciones de los niños y de los adultos si de comida se trata. Nada alentador es el escenario infantil ya que la excesiva ingesta de alimentos está firmemente instalada en cada niño por el consumo descontrolado y desproporcionado de ellos.

Sólo un 5% de la población come saludable, y los niños están siguiendo ejemplos de padres insanos, sedentarios y digitalmente ocupados, que, a su vez desatienden su mundo por un momento de “paz”.

Parte de las estadísticas confirma que ya es una epidemia silenciosamente a gritos. Con consecuencias que ya estamos viendo, sin embargo, que aún no alcanzamos a dimensionar. Tener un niño gordito no es sinónimo de sano, sino que verdaderamente este nutrido. El sobrepeso y la obesidad infantil no es un tema de juego.

Estamos criando niños XL que vivirán más enfermos y menos tiempo que la generación de sus padres y, aunque quizás entendemos las consecuencias que tiene el no fomentar hábitos saludables y buenas prácticas, seguimos incurriendo en conductas de riesgo que se replican cada día en miles de hogares mexicanos.

En el ranking mundial(1), México ocupa el segundo lugar después de Estados Unidos, lugar que no es orgullo portarlo y esto alarma al sistema de salud pública, convirtiéndose la obesidad infantil en el principal problema a resolver. La obesidad es la responsable de causas de hospitalización más recurrentes hoy en día, por padecimientos como la hipertensión, diabetes y ataques al miocardio. Consecuencias como una mayor fatiga por la incapacidad ventricular de los pulmones, desgaste de cartílagos, hernias y hasta deformación de huesos.

Uno de cada cuatro niños es obeso para niños en edades de 6 años y uno de cada cinco niños, en menores de quince, también tiene obesidad, alguno incluso mórbida. Estas cifras se han triplicado en un periodo de 20 años y va en aumento. Cerca del 60% de los mexicanos no realiza ningún tipo de actividad física y el casi 90% tiene malos hábitos de alimentación(2). Los padres hoy en día no hacen actividad física y por lo tanto sus hijos tampoco.

Los niños están engordando más rápido de lo que crecen, lo que genera problemas serios de salud. Cosas rutinarias no las están logrando, como amarrarse los tenis, correr, jugar, agacharse a recoger un objeto. Los niveles de obesidad en los niños son alarmantes y hasta ahora no se ha logrado frenar la manera de comer, sea en calidad y cantidad(3).

Tareas urgentes: Existen algunas acciones que podemos hacer para ayudar a nuestros niños a vivir más, lograr una buena calidad de vida y evitar el sobrepeso y la lamentable obesidad infantil de la que están siendo presos.

El plato del buen comer mexicano es alto en grasas, carbohidratos y azucares; por lo tanto, se sugiere lo siguiente:

  • Eliminar la comida chatarra.
  • Disminuir el consumo de aceites – fritos, capeados, entre otros.
  • Cambiar los alimentos procesados por carnes blancas, frutas y verduras.
  • Integrar colaciones entre comidas.
  • Integra en la familia planes de alimentación saludables y cambio de hábitos.
  • Realizar Actividad física constante.

El sentimiento de desesperación, dolor, presión de los padres es tan grande que a veces no saben por dónde empezar. Nos sentimos culpables, creemos que estamos haciendo un bien y sin limitaciones, porque “son niños”.

No es malo decir no, no perjudicas en nada, no te sientas mal, el NO, se esconde un SI en “la buena intención”, pero afecta a la vida de tu hijo. La obesidad infantil es un riesgo, una bomba de tiempo en un cuerpo tan pequeñito. Es un problema grave de salud generado por hábitos no construidos y sin límites.

Lo más importante es formar alianzas, tanto en la comunidad escolar como en la familia. Incluyámonos en una iniciativa colectiva. La obesidad infantil es una enfermedad, pero con compromiso, es posible salir adelante.

En farmacias San Isidro y San Borja apoyamos las buenas prácticas de alimentación por eso te invitamos a realizar chequeos periódicos básicos en tus niños, midiendo estatura y peso ya que con estos dos elementos podrás conocer el Índice de Masa Corporal y averiguar si tus pequeños están dentro de la media estandarizada o requieren atención por sobre peso u obesidad infantil.

Hagamos una extensión de vida ahora que podemos.


Fuentes de consulta y apoyo.
1. https://www.who.int/dietphysicalactivity/childhood/es/
2. Módulo de Práctica Deportiva y Ejercicio Físico (MOPRADEFF) – INEGI. Estudio realizado noviembre 2017. https://www.inegi.org.mx/
3. https://imco.org.mx/obesidad
Newsletter
Suscríbete para recibir puntualmente nuestras promociones semanales en tu correo.
Correo invalido, por favor revisa que tus datos sean correctos